miércoles, 19 de diciembre de 2012

Cuidar de las rodillas al hacer ejercicio.


  
Resulta esencial la prevención de lesiones en esta zona, sobre todo si realizas frecuentemente deporte. Las rodillas reciben un gran impacto al practicar gran cantidad de ejercicios, por lo que no hay que descuidarlas. Además, carecen de nervios, lo que significa que, cuando aparece dolor, es síntoma de que requiere atención inmediata, siendo vital acudir a un especialista.
  La única manera de evitar desgastes e inflamaciones en las rodillas es la prevención, así que te dejamos algunos consejos que te ayudarán a mantener tus rodillas sanas y bien cuidadas:


1. PROPIOCEPCIÓN
  Realiza ejercicios de fortalecimiento de las rodillas mediante trabajo de movilidad y de estabilidad y conseguirás prevenir lesiones deportivas. 
  Por ejemplo puedes probar este tipo de ejercicios: túmbate, apoyando las manos en el suelo y con las piernas extendidas, Colócate una toalla enrollada debajo de las rodillas y presiona hacia abajo contrayendo el cuádriceps, manteniendo la contracción durante 5 segundos. (Repetir 10 veces). 


2. DESARROLLA UN BUEN CALENTAMIENTO
  Realiza un buen calentamiento, entrando en calor de forma progresiva y realizando estiramientos del tren inferior al finalizar tu entrenamiento.
  Calentar de forma adecuada beneficiará bastante a tus rodillas, aumentar la temperatura de tu organismo hará que aumente la circulación de la sangre, lo que te permitirá una mejor distensión de tus músculos y ligamentos, reduciendo la tensión y presión que se ejerce en tus rodillas.

3. USA UN CALZADO ADECUADO
  La manera con la que tus pies impactan en el suelo pueden repercutir en tus rodillas. Dependiendo de si eres pronador o supinador, tu zapatilla tendrá diferentes parámetros de amortiguación y estabilidad. También habrá que cuidar la higiene de los pies, cortándote las uñas para evitar su impacto en la zapatilla en las bajadas y evitando llevar las zapatillas demasiado holgadas para evitar ampollas.

4. NO ENTRENES DE MÁS
  Una de las principales causas del dolor localizado en las rodillas es cuando se excede en el ejercicio y, por lo tanto, cuando se incrementa el impacto recibido en las rodillas.
Lo fundamental es aprender a respetar los tiempos de descanso para favorecer una adecuada recuperación muscular, evitando rápidos incrementos en la intensidad del entrenamiento.

5. MEJORA TU TÉCNICA AL HACER EJERCICOS
  Preocúpate por mejorar tu técnica a la hora de ejercitarte. Intenta que un profesional te supervise y te haga consciente de tus vicios y defectos al entrenar. Así disminuirán las posibles molestias que puedan aparecer durante tus entrenamientos.

6. ¿FATIGA O DOLOR?
  Entiéndete a ti mismo. Si sientes dolor en las rodillas al realizar determinados ejercicios es que estás ejerciendo demasiado estrés sobre ellas. Cada uno tiene su tolerancia al dolor, pero resulta indispensable que sepas diferenciar fatiga de dolor, pues cualquier dolor en la rodilla puede ser el preámbulo de una lesión. La mejor manera de afrontar el dolor es tomarte un periodo de descanso y volver a iniciar la práctica de forma progresiva.

(Artículo extractado de foroatletismo.com)



CÔRPORE
Centro de Entrenamiento Personalizado
Caveda 16, 1º D -33002 Oviedo
Telf. 985 212 307
corpore.cris@gmail.com





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada